penta

Esta semana la Bancada Socialista ampliará la querella que el 13 de octubre de 2014 presentó en el marco del caso Penta. El jefe de bancada de la colectividad, Marcelo Schilling, explicó que tras el fin del secreto de la investigación que lleva adelante el fiscal Carlos Gajardo, existen antecedentes que ameritan una nueva acción legal.

“Hay antecedentes de una serie de delitos que no está claro que estén tipificados en la investigación: lavado de dinero, cohecho, soborno. Y antecedentes de quienes eran parlamentarios y solicitaron fondos indebidamente”, dijo el parlamentario PS.

La acción judicial fue presentada en el 8vo Juzgado de Garantía de Santiago por el jefe de la bancada socialista Marcelo Schilling; por el presidente del PS, Osvaldo Andrade y por los diputados Daniel Melo y Leonardo Soto.

La querella originalmente apuntaba al cohecho agravado y faltas a la probidad administrativa de los funcionarios públicos involucrados en el llamado caso Penta.

Tras la entrega de los 7 tomos de la investigación que lleva adelante el fiscal Gajardo se conocieron los testimonios de funcionarios de SII y de Ejecutivos de Penta que reafirmaron el pago de sobornos por parte de la empresa que encabezan Carlos Alberto Délano y Carlos Lavín a fin de obtener dineros a través de devoluciones fraudulentas de impuestos.

Asimismo, distintos testimonios confirmaron los dichos del ex gerente de Penta, Hugo Bravo, en el sentido de que se habría entregado dinero a candidatos al Congreso transgrediendo la ley electoral y por medio del pago de boletas falsas.

“El intento por desacreditar a Hugo Bravo ha sido infructuoso. Hay más personas que ratifican sus dichos. Hay espacio jurídico para ampliar por la comisión de ilícitos que van más allá del cohecho”, reafirmó el diputado Schilling.

Asimismo, el parlamentario dijo que los antecedentes demuestran que “hay un grupo de empresas bajo Penta que han hecho de su cultura corporativa el fraude al Fisco”. “Ahora uno entiende la negativa de respaldar la reforma tributaria”, agregó.