Ha transcurrido menos de una semana y los vecinos de Quintero ya han debido soportar dos emergencias medioambientales. Colegios evacuados y clases suspendidas; más de 60 niños intoxicados; una nube tóxica sobre la comuna; y restos de químicos en el suelo, constituyen algunas muestras de lo que llegó a ser una “Zona de Sacrificio”. Es así como los vecinos han protestado contra la autoridad por la falta de medidas que frenen la contaminación que viven por años.

El diputado Marcelo Schilling, representante de Quintero y Puchuncaví, criticó la falta de reacción y celeridad de las autoridades de gobierno para contener un evento crítico que ya no debería ser sorpresa para nadie. Señaló que “lo más grave es constatar que no tenemos autoridades”, y a la vez, interpeló al Intendente de la Región, Jorge Martínez, a preocuparse por las situaciones que realmente importan.

Como efecto de una crisis medioambiental ante la cual no ha habido ninguna respuesta concreta ni definitiva por parte de las autoridades políticas, el diputado llamó al Presidente “a considerar si el Intendente debe mantenerse en el cago, pues la gente no puede seguir soportando la desidia ni el desinterés de la autoridad”

Finalmente, recordó que las industrias del sector se han hecho ricas a costa de la población, no haciéndose cargo de sus derechos y contando con el beneplácito de la autoridad. “El gobierno en su afán de crecimiento económico insano, no legisla y no se hace cargo de la facilidad con que se abusa”, finalizó.