El diputado Socialista Marcelo Schilling salió al paso de las opiniones de la diputada del PRO, Marisela Santibáñez, quien en el marco de la Fiesta de los Abrazos, que organiza el PC, se sumó a la polémica por la polera de Jaime Guzmán, que recibió el diputado del Frente Amplio, Gabriel Boric.

La parlamentaria del PRO, encendió el debate en un panel en el que emitió duros juicios en contra del principal ideólogo de la UDI, Jaime Guzmán: “A mí no me sirve que hoy día, un compañero del Frente Amplio a quien admiro profundamente por su lucha estudiantil, y lo admiro profundamente, y cada día que lo veo lo saludo, Gabriel Boric, no me interesa que en las noticias se esté debatiendo por la polera con la cara de Jaime Guzmán, porque si yo fuera tan radical como soy, yo digo: bien muerto el perro, y perdónenme los que crean que no es así. Bien muerto el perro”, señaló.

Sobre el punto, el diputado Marcelo Schilling, entrevistado en radio El Conquistador, opinó que “el asunto de asesinato del senador Guzmán, fue un crimen y asesinato. Uno puede discrepar y estar en las antípodas del pensamiento y obra de Jaime Guzmán, pero no por eso se justifica el asesinato, porque lo mismo podría decirse para una persona de izquierda, Bien muerto está”.

A juicio del diputado Socialista, “en temas tan delicados como la vida y la muerte, para mi no valen los crímenes. Yo no comparto los dichos de la diputada Santibañez, como tampoco la visita que realizaron los diputados Boric y Orsini a Palma Salamanca, no comparto festinar la muerte de nadie”, recalcó.

Por último, el diputado Schilling señaló que “yo creí que el abandono que hizo el Partido Comunista era sincero, más creíble respecto del FPMR. Por eso no me parecen los aplausos a los dichos de la diputada Santibañez en un acto formal del Partido Comunista”.