Ante el despido masivo de 15 funcionarios del Ministerio de Cultura y las Artes y de más de 30 personas en el Ministerio de Bienes Nacionales realizado en estos primeros días de abril, el Diputado socialista Marcelo Schilling realizó un directo llamado a los funcionarios a “no renunciar de forma  voluntaria” en respuesta a las más de 300 desvinculaciones ya efectuadas por el Gobierno de Sebastian Piñera y que la propia Asociación Nacional de Empleados Fiscales, calificó de arbitrarias e ilegales.

El Congresista afirmó que “el primer llamado del Gobierno a cortar la grasa del Estado, como la posterior convocatoria a eliminar la corrupción, han sido llamados en los cuales no subyace nada más que la directa y clara intención de despedir a funcionarios públicos”. 

Además Schilling calificó de “absurdo y contradictorio” el discurso público del ejecutivo asegurando que “primero, dicen querer fomentar la incidencia de los partidos políticos pero a la vez, despiden masivamente a funcionarios con militancia y compromiso político”.

Finalmente agregó que “Pretendiendo proteger las arcas fiscales y el empleo, quieren eliminar el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, que es el único mecanismo con el que cuenta el Gobierno para proteger al empleo frente al fenómeno global de la robotización y automatización de la economía” concluyó.