Tras el paso del presidente Sebastián Piñera por Quintero y Puchuncaví, donde fue recibido con protestas ciudadanas pese a las medidas propuestas por el ejecutivo para hacer frente a las emergencia medioambiental que ha afectado la zona, el diputado socialista Marcelo Schilling se refirió a estos anuncios planteando que han tenido un énfasis en mejorar la infraestructura para reaccionar a este tipo de emergencias pero no en la prevención de otros eventos de daño medioambiental.

“Lo que ocurre es que en la visita del presidente y el plan que expuso en ella, enfatiza en la cuestión sanitaria — como fortalecer el hospital de Quintero— que es una medida para reparar el daño causado, pero por supuesto que el hospital no es el causante del daño, el causante son las industrias contaminantes y al respecto la única decisión que ha tomado el gobierno con dureza es el cierre de Enap, atribuyéndole la emanación de los gases tóxicos en circunstancias que los propios informes de las autoridades y lo manifestado por la propia Enap, no son sustancias que ellos manejen, almacenen o sean necearías en sus procesos. Queda la duda si lo más barato era culpar a la empresa estatal y cerrar los ojos frente al resto de industrias, que se han abstenido de señalar si emiten estas sustancias en sus procesos” expresó el legislador.

Según plantea el parlamentario por el distrito 6, se debió cautelar la salud de las personas suspendiendo las faenas no tan sólo de Enap, sino también de todas las industrias del área, independiente de los costos económicos que esto pudiera provocar.

“El principio de prevención señala que se debió indicar que todas las actividades industriales se paralizaran por costoso que sea, porque estamos de acuerdo que primero hay que preservar la salud de las personas. Si se van a demorar tanto en determinar exactamente cuál es el gas que ha provocado las intoxicaciones y de donde exactamente emanó lo que debe operar es el principio de prevención que es cerrar Enap, pero también todas las otras industrias del sector. Por último esto serviría de lección a quienes están jugando con la vida, utilizando materiales tóxicos y además teniendo malos sistemas de medición de emanación de estos gases al aire” indicó.

Finalmente agregó que la irritación de los vecinos de Quintero y Puchuncaví se debe a que “no ven que se tomen medidas serias que impidan que una emergencia como es