En contacto con “Mañana en Directo” de CNN Chile, y en referencia al eventual juicio abreviado y recalificación de los delitos en el caso PENTA, el diputado Schilling declaró que llama la atención la liviandad con que han llevado el proceso las diversas instituciones involucradas, y en especial la Fiscalía, frente a un proceso cuyos delitos han sido calificados como cohecho y en los cuales ya han habido sentencias.

Recordó que el fiscal Guerra consultó a la Unidad de Anticorrupción de la Fiscalía para recalificar el delito de PENTA, y que esta Unidad dictó que no era conveniente. Y en el caso que llegara a serlo, se cambiara el delito de cohecho y se reemplace por el de enriquecimiento ilícito. El diputado enfatizó que este cambio mínimo es “cosa que el Fiscal Guerra no quiere, porque si solo se reemplazan los términos, no costará nada demostrar que la acusación de enriquecimiento ilícito conduce al delito de cohecho”.

A la vez, llamó a ser responsables con el proceso y las instituciones y a no pensar en las eventuales carreras funcionarias que este caso podría potenciar. Recordó que eventualmente el Fiscal Abbott podría dejar vacante su cargo y que uno de los sucesores sería el mismo Guerra; “y como en el Senado están los amigos de PENTA, existe el derecho a sospechar el motivo por el cual se quiere recalificar un delito de cohecho por un delito menor solo en beneficio de los señores Délano, Lavín y Wagner”.

Finalmente, respecto del Tribunal Constitucional, expresó que espera se acojan los fundamentos de la querella presentada por diputados del Partido Socialista y que, de esta manera, se salvaguarde el orden constitucional y la reparación del daño causado a la democracia y sus instituciones.