En una semana marcada por la discusión del presupuesto de la Nación en el Congreso Nacional, el parlamentario por el distrito 6 Marcelo Schilling, tuvo palabras para el Plan de Desarrollo para la Región de Valparaíso, anunciado en la capital regional, por el presidente Sebastián Piñera y que ha recibido diversas críticas ante la falta de anuncios concretos para la zona interior.

“Es algo ya recurrente, que tiene hechos simbólicos como la paralización del estudio de ingeniería del Merval a Quillota – La Calera, la detención de la licitación del embalse Catemu, el alza del peaje Las Vegas y la cereza del pastel fue la ida del presidente Piñera a Valparaíso, donde presentó este llamado Plan de Desarrollo para la Región de Valparaíso, pero que para la zona interior como las provincias de Petorca, San Felipe, Los Andes e incluso Quillota, muestra muy poco y en realidad habla del desinterés y la desidia que hay con las región, además muchas cosas de las que mencionó vienen del Gobierno de la presidenta Bachelet, pocas cosas nuevas, quizás lo más novedoso es el tren Santiago – Valparaíso con inversión privada, pero la inversión pública está concentrada en la costa y no en el Interior”, señaló el legislador.

Por otra parte planteó que “esta desafección con la zona, fortalece la postura de los movientes sociales que buscan crear la nueva región de Aconcagua”, anticipando que se enviarán un documento a La Moneda, emplazando al Gobierno a continuar con los estudios comprometidos.

“Hubo un encuentro en San Felipe de distintas personalidades a favor de la región de Aconcagua, donde se suscribió una carta pidiendo que se continúen con los estudios financieros comprometidos. Los hechos de desconsideración del Gobierno con la zona del Aconcagua lleva a que el movimiento tome más fuerza y lleve más personas a su favor, pero bueno como dice el dicho popular «se cosecha lo que se siembra», si siembran desafección y desinterés es lo mismo que cosecharan más adelante desde la región de Aconcagua, y por eso mismo creo que el mayor aliado para la creación de la región Aconcagua es el Presidente de la República y el Gobierno Regional, porque el maltrato en términos de inversión económica y social se traduce en un aliento a esta causa, cuestión que yo cada vez la encuentro más razonable, justa y necesaria”, concluyó.