Primera y Segunda sección cerrarán compuertas solo 24 horas a la semana.

Indignados están los agricultores de la zona tras un acuerdo suscrito por las 4 Juntas de Vigilancia del río Aconcagua, descartando la posibilidad de intervenir la distribución de las aguas, como se había demandado desde las organizaciones de canalistas de Hijuelas, Nogales, La calera, La Cruz y Quillota.

El acuerdo dejaría en una situación de incertidumbre a los agricultores, considerando que obliga a la Primera y Segunda Sección a cerrar sus compuertas solo por 24 horas a la semana entre los meses de octubre y diciembre del presente año, siempre y cuando la estación de monitoreo Chacabuquito registre menos de 22 m3/s, o por 36 horas al registrar más de 22m3/s, medidas que serían insuficientes para regar los cultivos de toda la Tercera y Cuarta Sección, según han manifestado los propios regantes de la Provincia de Quillota.

Al respecto el diputado por el distrito 6 Marcelo Schilling, quien ha acompañado la demanda de los agricultores para que el Estado intervenga el rio, no escondió su molestia, calificando el acuerdo como “tramposo”.

“Estuvo el Ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine en la zona, para celebrar un supuesto acuerdo histórico, porque este gobierno solo conoce acuerdos históricos, aunque sean las ramplonerías más burdas, bueno estuvo para celebrar que las secciones del Aconcagua decidieron auto-administrar la distribución del agua ante la escasez hídrica que afecta la región, pero es un acuerdo tramposo” señaló el legislador.

“La autoridad pública se hizo a un lado, sin garantizar que este propio acuerdo se cumpla, incorporando además elementos para calcular cuánta agua le pueden dar a la Tercera y Cuarta Sección. Por ejemplo, si el caudal no da lo que dice el acuerdo, entonces lo podrían desconocer y entregar menos agua a los que están aguas abajo. Todas estas cosas las vamos a representar públicamente y a través de la Cámara de Diputados, porque realmente los gobiernos tienen que cumplir con el bien común y a este gobierno le da con los beneficios a los privados a costa del interés público” agregó.

Finalmente Schilling anticipó que iniciará acciones para denunciar, un presunto conflicto de interés, debido que un ex funcionario de la Segunda Sección la  cual se ha manifestado abiertamente contraria al embalse Catemu, en la actualidad estaría prestando asesorías al MOP en estos mismos asuntos.